Sobre la imagen de la cabecera…

Siempre he pensado que un equipo es como una caja de lápices de colores, cada uno de los elementos que componen el mismo tiene unas características propias, unas competencias, que lo hacen insustituible.

El secreto del éxito está en poner estas competencias y esa diversidad en funcionamiento, y hacerlo de manera que cada uno de los miembros del equipo de lo mejor de sí mismo.

Algunas veces tendremos el encargo de hacer ilustraciones muy basadas en los tonos azules, otras veces en los verdes y otras con predominio de los amarillos… pero nunca por ello debemos olvidar que todos los colores son necesarios en la caja y, lo que es más importante, que los colores también pueden mezclarse entre sí para dar un resultado sorprendente y a veces inesperado.

Un gran profesor, en una de sus clases una vez me hizo ver que ni siquiera el lápiz de color blanco sobra en el “equipo caja de lápices”, es verdad que su color sobre el papel blanco poco aporta, pero en esos casos, la solución está, como tantas otras veces, en pensar diferente y poner al lápiz blanco a trabajar sobre una cartulina negra.

Mi agradecimiento a Elle* por permitirme utilizar su imagen para ilustrar la cabecera de este blog. 

Este post crecería si dejases tu comentario...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.