EL NIÑO EROSIONADO

Fuente: Andreas Fuchs/Pixabay

 

Casi nunca traigo al blog contenidos que se desvíen de la temática laboral y de gestión de personas pero, esta vez, con vuestro permiso, voy a tomarme una  licencia para hacer una excepción.

Hace unos días contactó conmigo Jesús Larena, para invitarme a colaborar con Jupsin, una iniciativa que se autodefine como Justicia, Psicologia e Información para decir NO al acoso y cuya web os recomiendo visitar.

La lucha contra el Bullying es una causa con la que me siento especialmente sensibilizada por muchos motivos, así que preparé para ellos este post que hoy comparto y enlazo a través de este link.

http://jupsin.com/gente-jupsin/nino-erosionado

Creo que es el post más especial que nunca he escrito, se llama El niño erosionado, y me movió a escribirlo la convicción de la necesidad de crear conciencia social sobre este problema que, tristemente, afecta a muchos más niños de los que imaginamos.

Agradezco a Jupsin la invitación. Es un honor para mi haber tenido la oportunidad de publicar junto al resto de colaboradores, todos ellos profesionales de primer nivel, que prestan su apoyo a esta iniciativa.

 

Fuente: Pixabay (Public Domain)

 

 Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Las opiniones, comentarios y contenidos que, como autora, publico en este blog son absolutamente personales, y por tanto no las emito en representación de ninguna de las empresas con las que en el pasado o en la actualidad mantengo vinculación laboral. 

Please follow and like us:
error
Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD, COLABORACIONES, OTROS y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a EL NIÑO EROSIONADO

  1. jegarch dijo:

    Gracias Eva lo acabo de compartir. Es una buena reflexión y mensaje. Me ha gustado el punto de ver a esos niños ahora y que luego serán adultos.
    Un saludo
    Jesús Mari

    • Eva Martínez Amenedo dijo:

      Gracias Jesús. En alguna otra ocasión ya lo he comentado, yo creo que el bullying y el mobbing son las dos caras de la misma moneda. Las secuelas del bullying en mi opinión se arrastran de por vida, y no se superan fácilmente. Gracias de nuevo por compartirlo y comentar.

  2. Ma. Antonieta López Gamboa dijo:

    Buenas noches gracias Eva , voy a compartirlo interesante y muy cierto

Responder a Eva Martínez Amenedo Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.